Saltear al contenido principal
Una Historia De Eternidad

Una historia de eternidad

Una historia de eternidad: Las ovejas son criaturas inteligentes y tienen más capacidad de lo que la gente está dispuesta a atribuirles.

Portavoz de la British National Sheep Association

Estos preciosos animales son gregarios, muy comunitarios. El Señor habla de ovejas cuando se refiere las personas que le escuchan y le obedecen. Y si nos ponemos a ver, tiene mucho sentido. Las ovejas son animales tiernos y sensibles en sus emociones. Cuando tienen crías son muy dedicadas y se guardan como grupo para protegerse y resguardarse. Son muy expresivas en el contacto físico. Mire estos dos estudios acerca de las ovejas.

Según un reciente estudio publicado en la revista Nature por Keith Kendrick profesor de la Universidad de Greshman de Londres, las ovejas pueden distinguir entre las diferentes expresiones de otros animales pudiendo detectar los cambios en los rostros. También descubrió que pueden reconocer y distinguir entre al menos 50 individuos diferentes y recordar acontecimientos e imágenes durante un periodo de hasta dos años. Las ovejas no olvidan fácilmente lo que hace que puedan recordar y revivir una situación traumática durante mucho tiempo. Según este estudio “las ovejas pueden ser capaces de usar el mismo sistema para recordar y responder emocionalmente a las imágenes de individuos ausentes en los humanos”.

Otro estudio realizado esta vez por el profesor John Webster de la Universidad de Bristol indica que al igual que los humanos, las ovejas expresan emociones de manera visible. Cuando expresan estrés, por ejemplo, muestran señales de depresión al igual que nosotros. Su rostro se demacra. Sus lágrimas aparecen y se secan en su canal lacrimal que baja hasta la nariz y boca. Sus ojos se opacan en la tristeza y para los pastores ovejeros es la indicación de que algo marcha mal. Las ovejas extrañan a las personas que les dan y demandan afecto de amor. Las ovejas experimentan miedo cuando se les acerca un extraño o cuando son separadas de sus familias o grupos sociales con quienes establecen fuertes lazos emocionales. El corazón de las ovejas late más rápido cuando no pueden ver a miembros de su grupo, lo que es un claro indicativo de miedo. 2.

Los ojos de la oveja están ubicados a los lados de su cabeza; esto les da una visión periférica (Término o contorno de una figura curvilínea) amplia, para estar atentas y vigilantes mientras se alimentan en los pastales. También la visión dicromática (que tiene dos colores), les sirve para la calidad de la visión nocturna. Son sensibles al movimiento y a los diferentes estados de luz y sombras. A pesar de que pueden tener un alto rango de visualización horizontal mientras se alimentan, se les dificulta enfocar con rapidez objetos cercanos, esto debido a que sus músculos oculares son débiles. Cabe destacar que tienden a moverse de lugares de iluminación escasa, a mejor iluminadas, aunque no procuran la luz que les enceguece. Cuando van en manadas, las que van en la parte de afuera del rebaño, suelen encaminarse al movimiento de algún objeto, sobre todo trapos o ramas bajas. Esta distracción es lo que les lleva al extravío, algunas cayendo por pendientes, riscos o precipicios.

Los abrevaderos naturales son escogidos con cuidado. Las ovejas no abrevan en aguas turbulentas, en movimiento o corrientosas. Los lugares y las aguas deben ser quietas y reposadas. Los pastores son los encargados de la escogencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba